Descripción

Jack Herer desarrolla una suculenta planta de marihuana de tamaño grande, que crece con vigor y de fácil cultivo, que produce abundantes cosechas de cogollos densamente cubiertos de tricomas que parecen espolvoreados con azúcar. El recubrimiento cristalino se extiende hasta las hojas y los tallos. Una planta que se crea en homenaje al activista americano Jack Herer y que sorprende por sus excepcionales cualidades a todos los niveles.

El rendimiento de esta variedad cannábica es bueno si se cultiva en interior y con cualquier método. En exterior funciona mejor en las regiones con climas secos y soleados o en la calidez del invernadero. Una alimentación rica en nutrientes y cuidados básicos, son suficientes para que los cannabicultores obtengan los máximos resultados.

El aroma y el sabor de Jack Herer son intensos y complejos, con notas a limón, a maderas exóticas, a incienso, a metal y a especias. Su efecto es deslumbrante, mental y corporal, comienza con un potente subidón cerebral seguido de una fuerte sensación de relajación. Los fumadores de esta variedad de marihuana deben prepararse para sentir temblar la tierra bajo sus pies.